{short description of image}

Está en:
OEI - Programación - CTS+I - Cátedra CTS+I El Salvador -

Cátedra Ciencia, Tecnología, Sociedad e Innovación
El Salvador

La Declaración de Budapest desde una Óptica Iberoamericana y Salvadoreña
Taller de Seguimiento

I Seminario Ciencia, Tecnología, Sociedad e Innovación

San Salvador, El Salvador, C.A.

7 de septiembre de 2000

Organización de Estados Iberoamericanos (OEI)
Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT)

Instituciones participantes

Ministerio de Educación

Universidad de El Salvador,

Universidad Dr. José Matías Delgado,

Universidad Francisco Gavidia,

Universidad Albert Einstein,

Universidad Evangélica de El Salvador,

Universidad Politécnica de El Salvador,

Universidad Tecnológica de El Salvador,

Universidad Pedagógica de El Salvador,

Universidad Salvadoreña Alberto Masferrer,

Universidad Don Bosco,

Universidad Centroamericana José Simeón Cañas,

Universidad Católica de Occidente,

Instituto Tecnológico Centroamericano,

Instituto Especializado Escuela de Comunicación Mónica Herrera

Relatoría General

Los participantes en el Taller de Seguimiento de la Declaración de Budapest desde una Óptica Iberoamericana y Salvadoreña, organizado en el marco de las actividades de la Cátedra CTS+I en El Salvador (Módulo CTS) entre el 4 y el 7 de septiembre de 2000, sobre la base de nuestras experiencias institucionales y realidades nacionales, hemos llegado a las siguientes conclusiones sobre la Declaración sobre la Ciencia y el Uso de Conocimiento Científico (“Declaración de Budapest”), resultante del Congreso Mundial sobre la Ciencia organizado por UNESCO-ICSU en 1999, y la temática recogida en dicho documento, particularmente en lo que respecta a los ámbitos de participación pública e innovación tecnológica. Estas conclusiones deben entenderse como un aporte a la tarea de seguimiento de la Declaración en el ámbito iberoamericano, de acuerdo con el compromiso a tal respecto de la OEI y la Oficina Regional de UNESCO para América Latina y el Caribe.

Conclusiones

La Ciencia al Servicio del Conocimiento; el Conocimiento al Servicio del Progreso

En este proceso de globalización es imprescindible desarrollar una voluntad pública nacional, para evitar que se siga ahondando la brecha científica y tecnológica entre El Salvador y los países desarrollados, exhortando a los países desarrollados y a los organismos internacionales a contribuir a que esta no se amplíe más. En este sentido, el gobierno debe tener la visión de considerar los conocimientos de la ciencia y la tecnología como factores de desarrollo económico, social y ambiental, que deben ser tomados en cuenta en la toma de decisiones políticas.

La oportunidad para que el conocimiento de la ciencia y la tecnología se pongan al servicio del progreso nacional, pasa por la necesidad de que nuestros políticos participen en un proceso de concientización y sensibilización con un enfoque CTS, entendido como una reflexión crítica e interdisciplinar sobre la relevancia y aspectos sociales de la ciencia y la tecnología, para lo cual es necesario y oportuno el apoyo de organismos internacionales de cooperación como la OIE.

El acceso a los conocimientos de la ciencia y de la tecnología debe hacerse aglutinando al gobierno, organismos, instituciones, universidades y empresas, potenciando la participación de todos los salvadoreños, instalando foros, talleres u otros medios de participación ciudadana, para establecer una visión de país que permita la elaboración e implementación de leyes, políticas, planes y programas de ciencia y de tecnología en apoyo al progreso nacional.

La política nacional de ciencia y tecnología que actualmente existe como una propuesta del CONACYT, validada en la mesa 4 de los temas claves para el Plan de la Nación (enero de 1999), debe ser nuevamente retomada, analizada y actualizada con la participación de la sociedad salvadoreña; y reforzada principalmente con los aportes que las academias y empresarios hagan a una política científica y a una política tecnológica, para que sean puestas en práctica en los distintos planes, programas, líneas estratégicas, acciones sustantivas y operativas del gobierno, con la adición de los recursos financieros necesarios.

Teniendo en cuenta la participación ciudadana en sus diferentes ámbitos de acción, el gobierno debe generar el ambiente propicio para estructurar las políticas nacionales de ciencia, de tecnología y de innovación, e integrarlas a una política industrial; así como establecer la legislación apropiada y los respectivos programas nacionales que amparen el desarrollo de la ciencia y la tecnología, resaltando la formulación de una ley de incentivos fiscales y económicos, para que las empresas aporten al conocimiento y desarrollo de la ciencia y la tecnología, inviertan en la formación de recursos humanos calificados, realicen investigaciones o promocionen estas actividades al interior de las academias.

Las universidades privadas y la universidad nacional deben realizar una docencia que se nutra de la investigación y realice un servicio social de calidad para el pueblo salvadoreño. Para que las universidades analicen e investiguen la realidad social y presenten las propuestas de solución a la problemática del país, deben plasmar cuáles son las necesidades que tienen (recursos humanos, financieros u otros) que les impidan realizar investigación interdisciplinaria e interuniversitaria, así como adaptarse a los constantes cambios sociales, para producir un profesional con sensibilidad social, ética y juicio crítico, que actúe como agente de cambio social; deben además proponer acciones que ayuden a fortalecer el papel que la academia debe desempeñar como conciencia crítica y orientadoras del desarrollo nacional. Las autoridades universitarias deberán comprometerse para usar parte de sus presupuestos en apoyo a la investigación científica y tecnológica, por lo que es fundamental el establecimiento de políticas nacionales, incentivos y recursos financieros a disposición de las universidades, mediante diversos mecanismos de acceso que apoyen ese cometido.

Deben establecerse los fondos respectivos, para invertir responsablemente en nuestro propio plan de investigación con proyectos de interés nacional de ciencia y tecnología, en el cumplimiento del papel gubernamental de apoyo al desarrollo científico y tecnológico, en donde la empresa privada y todas las fuerzas productivas del país participen, desde su propio campo de acción, y se note la aportación de recursos nacionales para este fin, de manera que se pueda solicitar con dignidad la cooperación internacional de organismos y países amigos, para alcanzar esos propósitos.

Para que el CONACYT realice eficaz y eficientemente su papel de formular, dirigir, coordinar y difundir continuamente las políticas nacionales de la ciencia y de la tecnología, y los programas de desarrollo científico y tecnológico, orientadas al desarrollo económico, social y ambiental del país, es imprescindible su fortalecimiento institucional, de manera tal que cuente con recursos financieros adecuados a su papel y el personal interdisciplinario para el análisis y consejo oportuno a la nación.

Es necesario que en el país se establezca un observatorio de lo que está ocurriendo a nivel mundial en ciencia, tecnología e innovación, que tenga la capacidad de hacer análisis prospectivos que sean aprovechados por las fuerzas productivas del país (económicas, sociales y ambientales), en la búsqueda de disminuir la brecha en ciencia y tecnología que separa a El Salvador de los países desarrollados.

La Ciencia al Servicio de la Paz

Se tiene conciencia plena de que es un deber de todos los salvadoreños apoyar la cultura de paz, que se está construyendo después de la agitación social sufrida en el país, para lograr que los conocimientos de la ciencia y de la tecnología, y los recursos del país, sean utilizados sin discriminación de edad, genero, nacionalidad, ni condición social y no se utilicen para la guerra. Una cultura donde se potencie la igualdad de hombres y mujeres, resaltando la participación de la mujer, se respeten los derechos humanos y se integre el desarrollo con la necesidad de preservar los recursos naturales y un ambiente sano para las futuras generaciones.

Deben designarse las autoridades nacionales en los diferentes ámbitos correspondientes para que organicen las instancias y reglamenten los principios del uso adecuado de la ciencia y de la tecnología en beneficio de la sociedad en su conjunto y para las nuevas generaciones.

La Ciencia al Servicio del Desarrollo

Para que la ciencia y la tecnología, como elementos claves, estén al servicio del desarrollo del país es importante reconocernos y valorarnos como salvadoreños, seres creativos, con capacidad para atender nuestros propios problemas desde nuestras propias perspectivas y características históricas y culturales, articulando la generación de conocimientos de ciencia y de tecnología en los entornos científico, y tecnológico, de manera tal que permitan atender el entorno de la demanda productiva (económica, social y ambiental) y estableciendo el entorno financiero respectivo, generando el ambiente favorable para la interacción mediante la estructuración de un sistema nacional de ciencia tecnología e innovación.

Es fundamental la asignación de recursos nacionales y la formulación de incentivos que lleven a la creación y fortalecimiento de los centros de investigación y desarrollo tecnológico al interior de la academia, el gobierno y la empresa privada; así como a la formación del recurso humano especializado que conforme las masas críticas necesarias para la utilización del conocimiento de la ciencia y de la técnica en los procesos económicos, sociales y ambientales del país.

Debe estimularse a la industria para que financie la innovación mediante el establecimiento de un fondo empresarial para la estructuración del sistema nacional de ciencia tecnología e innovación, y la investigación en ciencia y tecnología; un fondo que premie y difunda los procesos exitosos de la ciencia, de la tecnología y de la innovación nacional.

Es imprescindible fomentar los diferentes procesos de asociatividad de los grupos que conforman cada uno de los entornos de un sistema nacional de ciencia, tecnología e innovación. Para el caso debe establecerse un sistema de red de información y trabajo de investigación científica y tecnológica para la interacción de las universidades.

Es importante promover las condiciones que permitan que las universidades se vinculen con las empresas, para que estas sientan a la academia como factor de solución a los problemas inherentes a su desarrollo empresarial. Se deben de buscar estrategias innovadoras para que la industria participe en el apoyo a la ciencia y tecnología.

Las autoridades universitarias firmantes del convenio para la institución de la Cátedra CTS+I El Salvador deben seguir promoviendo, con programas concretos y técnicas como el enfoque CTS, la capacitación de su recursos humanos, con el fin de que los efectos positivos de la Cátedra se irradien a su interior y formen un núcleo interuniversitario para la divulgación y desarrollo de la ciencia y la tecnología. Así mismo, deben elaborar las reglas del juego, que incentiven a su personal docente a incorporarse en tareas de investigación y desarrollo para estimular una participación mayor.

La cátedra tradicional debe modificarse mediante el enfoque CTS para incentivar el desarrollo de vocaciones y formar una cultura sobre ciencia y tecnología, para lo cual se debe introducir su enseñanza en todos los niveles de la educación formal (desde parvularia hasta Universidad), incorporando el estudio social de la ciencia y la tecnología de los enfoques CTS en los currículos, como un medio para favorecer los procesos de innovación.

Se deben establecer las líneas de financiamiento, los mecanismos necesarios y las alianzas entre empresa gobierno, para capacitar con el enfoque CTS a los profesores de todos los niveles educativos, así como proveerlos de estímulos y recursos necesarios para su implementación en el ámbito educativo.

Es primordial incorporar en los pensum de las estructuras universitarias todo lo concerniente al enfoque CTS, tomando en cuenta la capacitación de su personal para el cambio actitudinal acerca del CTS, que los capacite para ser agentes con ética y juicio crítico que promuevan la sensibilidad social de los futuros profesionales, que serán los responsables de la conducción pública y privada del país. Se trata de formar recursos humanos y currículos con sensibilidad social.

La creación del ente rector de normativa y acreditación de la calidad de la enseñanza-aprendizaje de la ciencia y de la tecnología, es una necesidad sentida en la academia, para promover la equivalencia de estudios y el intercambio estudiantil a nivel nacional e internacional, y que, entre otras, establezca las normativas para el uso adecuado de la ciencia y de la tecnología, así como los estándares específicos para que la investigación de las tesis de grado sirvan para el desarrollo nacional.

El apoyo al derecho de propiedad intelectual es un mecanismos de incentivo para el financiamiento de la empresa privada a la investigación científica y tecnológica en El Salvador, para lo cual el Centro Nacional de Registros (CNR), ente rector de esta materia en El Salvador, deberá buscar los medios apropiados para que este derecho sea reconocido a nivel mundial.

La Ciencia en la Sociedad y la Ciencia para la Sociedad

La Declaración de Budapest constituye un marco apropiado para promover la sensibilización y la participación de todos los salvadoreños, utilizando los conocimientos de la ciencia y la tecnología, en la resolución de la problemática de la realidad nacional.

Para que entremos en la época del conocimiento, es tarea de todos los salvadoreños, no importando su ubicación geográfica, social, política o ideológica, y de manera interdisciplinaria, el promover la conformación de las estructuras nacionales que permitan trabajar en grupos organizados en la investigación en ciencia y tecnología, de manera que el conocimiento que se deriva de éstas pueda servir a la búsqueda de soluciones para los problemas sociales, económicos o ambientales del país, priorizando la investigación en salud, educación y medio ambiente, en la búsqueda de mejorar los índices de desarrollo humano del país (nivel de instrucción, capacidad adquisitiva, esperanza de vida, etc.).

Se deben tomar las decisiones políticas correspondientes para que se facilite e incremente el acceso a la informática a la población salvadoreña, se le capacite para su utilización en beneficio del desarrollo económico, social y ambiental, y se trabaje para combatir el analfabetismo e ignorancia en El Salvador.

Se deben establecer programas de divulgación y concientización de la importancia y trascendencia de la ciencia y tecnología, mediante la sensibilización CTS, como tarea de todos y para todos los salvadoreños, teniendo en cuenta el papel primordial que deben tener las universidades y el CONACYT, promoviendo la participación ciudadana para incrementar su perfil de demanda en la búsqueda de solución de los problemas que les aquejan, mediante la utilización de tecnologías apropiadas a las condiciones locales, ya sea a través del conocimiento generado localmente o por la transferencia y adaptación de tecnologías, para lo cual se necesitan los grupos interdisciplinarios de masas críticas de conocimientos especializados, que las adapten a las necesidades locales.

Los medios de comunicación social, como medios importantes para la concientización y desarrollo de valores, deben estimular el conocimiento de la ciencia y de la tecnología en todos los sectores de la sociedad. También hay que establecer programas de educación informal para difundir la importancia de la ciencia y de la tecnología en el desarrollo de la sociedad, por lo cual se debe apoyar la labor de los medios de comunicación social, museos de la ciencia y transmitir a los comunicadores sociales los nuevos enfoques de la CTS para que adquieran un abordaje integral de la temática.

La sociedad como tal, debe promover los espacios que permitan la participación ciudadana, así como fortalecer las organizaciones que promueven la defensa de los consumidores, para que éstas asuman su papel, utilizando como herramienta de apoyo los conocimientos de la ciencia y de la técnica.

 Formulario de suscripción gratuita a las Novedades del Programa CTS+I

Cátedra CTS+I El Salvador
Programa Ciencia, Tecnología, Sociedad e Innovación CTS: Ciencia, Tecnología y Sociedad
Regresar a la Página Principal de la OEI Más información: weboei@oei.es